Unidad De Medicina Física, Rehabilitación Y Medicina Laboral

Servicio de Rehabilitación Física:


  1. Rehabilitación Física
  2. Programa Fibromialgia con Protocolos Heel
  3. Programa de Prevención de Factores de Riesgo
  4. Programa Ejercicio y Salud Consulta de Fisiatría
  5. Toma de Electromiografías / Neuroconducción.

Servicio de Rehabilitación Física.


En el mundo estamos expuestos a padecer una enfermedad osteomuscular sin importar nuestra posición social, económica, rango de edad, género u ocupación.

Las lesiones ósteomusculares se causan cuando se rompe el equilibrio en el sistema óseo y muscular (hueso, músculo, tendón, ligamento, articulación y sus componentes) pero también pueden originarse por traumas, procesos degenerativos, por abuso en la fisiología del sistema, por sobre exposición a factores de riesgo en términos de postura y carga de peso y el incumplimiento de principios de ergonomía.

El Servicio de Rehabilitación Física ofrece sus servicios de rehabilitación a pacientes con lesiones ósteomusculares, para lo cual existe un equipo humano idóneo y competente integrados por el Jefe de la Unidad quien es un Especialista en Medicina Física y Rehabilitación, una coordinadora Fisioterapeuta especialista en Ergonomía, y entrenada en RPG (Reeducación Postural Global) y terapia manual, y un grupo de Fisioterapeutas.


Características y beneficios:

  1. Grupo de Fisioterapeutas con amplia experiencia en la rehabilitación Osteomuscular.
  2. Respaldo de los especialistas
  3. Aplicación de Protocolos, RIAS y Guías de manejo para las patologías más frecuentes.
  4. Tratamiento se coordina con el médico remitente - tratante.
  5. Manejo orientado a Resultados
Recurso Tecnológico:
El servicio cuenta con:
Medios físicos
Mecanoterapia
Laser
Corriente Galvánica
Balón terapia
Parafina
TENS
Equipos para ejercicios aeróbicos
TRX
Entrenamiento en marcha y propiocepción
Horarios de atención: Lunes a Viernes: 6:30 a.m a 8:00 p.m. | Sábados: 7:30 am a 12:00 m
Ubicación: Barrio Santa Lucía, Sector Hospitalario, Carrera 70 No 31 B – 224, Tel: 6437120, 6437731, Cel 301-7864880, gerencia@berakaips.com, Cartagena de Indias. Colombia

UNIDAD DE MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN Y MEDICINA LABORAL


  1. OBJETIVO
Establecer un modelo de atención en la Unidad de Rehabilitación de BERAKA IPS que permita desde un enfoque multi, inter y trans disciplinario, prestar de manera Integral, Oportuna y Pertinente, los servicios médicos asistenciales, a pacientes afectados por patologías derivadas o relacionadas con el trabajo, así como por accidentes de trabajo, interviniendo desde la atención inicial del trabajador, hasta la reincorporación laboral y calificación de pérdida de capacidad laboral o determinación de secuelas; propendiendo siempre por la rehabilitación Integral Bio Psico Social y la Reincorporación Laboral Temprana del Trabajador, que permita optimizar el proceso de Rehabilitación y reincorporación laboral, a través de la visión integrativa de un equipo rehabilitador multidisciplinario y especializado donde confluyan desde una misma conceptualización las diferentes alternativas de solución necesarias para un problema complejo y multifactorial, que viene siendo tratado de forma aislada, individualizada, con grandes fallas en los procesos de comunicación e intercambio de conceptos médicos, y muchas veces con opiniones totalmente disimiles, que inciden notoriamente en el pronóstico y resultados del proceso de rehabilitación del paciente trabajador.

El PRIT (Programa   Para   la Rehabilitación Integral y Reincorporación Temprana Del Trabajador) está orientado a disminuir o acortar los periodos de incapacidad temporal laboral, disminuyendo la desadaptación laboral, la resistencia a la reincorporación temprana y controlando las situaciones de ganancia secundaria derivada de los accidentes de trabajo con incapacidades laborales prolongadas. Así como a evitar las secuelas psicológicas secundarias a estrés post traumático, o síndromes de des adaptación laboral. Permitiendo con esto, disminuir los índices de ausentismo laboral, los costos por prestaciones económicas derivados del Accidente de Trabajo y Enfermedad Laboral – ATEL -, y la disminución en la productividad y producción de la empresa.

  1. ALCANCE Y/O CRITERIOS DE INCLUSIÓN
   Este modelo de atención aplica para la totalidad de los pacientes - trabajadores con patologías agudas o crónicas derivadas o relacionadas con el trabajo, así como las generadas por accidentes de trabajo.  

  1. MARCO CONCEPTUAL
  El marco conceptual adoptado para la realización  del  Programa para la Rehabilitación Integral y Trabajo Transicional Temprano (PRIT)  se ha organizado de acuerdo con la intervención de cada uno de los actores involucrados ( Ministerio del Trabajo, ARL, EPS, IPS, Empresa y Trabajador), que participan dentro del marco del SGRL, con base en las competencias y responsabilidades, de cada uno de ellos según se establece en el “Manual sobre Procedimientos para la Rehabilitación y Reincorporación Ocupacional de los Trabajadores en el Sistema General de Riesgos Profesionales” y está llamado a ser una herramienta fundamental de trabajo para el desarrollo de estos procedimientos para los trabajadores afiliados al SGRL que presenten discapacidad temporal o permanente, como consecuencia directa de un ATEL.

La implementación y ejecución del programa se divide en varias etapas, o fases que en la práctica real, no siempre son secuenciales, es decir, pueden ser desarrolladas simultáneamente y ajustadas de acuerdo con las necesidades de cada caso en particular. 

Para el abordaje integral de la rehabilitación y readaptación laboral, este programa parte del concepto del ser humano en su dimensión ecológica y biopsicosocial, puesto que es allí donde radican las implicaciones éticas que trascienden el proceso de rehabilitación integral.

Estas dimensiones están dadas por la estructura biológica y funcional, el comportamiento propio e individual y el patrón de relaciones con la sociedad, y determinados por factores como la edad, el sexo y las condiciones socioculturales de cada trabajador. Con base en estas consideraciones, la Organización Mundial de la Salud en el año 2001 publicó la Clasificación Internacional del Funcionamiento la Discapacidad y de la Salud (CIF), que es el fundamento conceptual del manual de rehabilitación.

La CIF establece que la discapacidad es un término genérico que incluye deficiencias de función o estructura a nivel corporal, limitación en la actividad a nivel individual y restricciones en la participación a nivel social. Indica los aspectos negativos de la interacción de la persona con una “condición de salud” y sus factores contextuales (factores ambientales y factores personales).

El término discapacidad puede ser, entonces, utilizado para indicar alguna alteración en el funcionamiento de la persona o en sus dimensiones: corporal, individual o social, asociado a estados de salud.

Corporal: Cuando se presenta una desviación o pérdida significativa en una función o estructura corporal se establece una deficiencia. Esta situación podrá ser temporal o permanente; progresiva, regresiva o estática; intermitente o continua. La deficiencia puede ser leve o severa y puede fluctuar en el tiempo. La deficiencia es parte de un estado de salud, pero no necesariamente indica que la enfermedad esté presente o que la persona deba ser considerada enferma.

Individual: Cuando la persona con una deficiencia presenta alteración en las capacidades para ejecutar sus actividades en ambientes normalizados se dice que presenta una limitación en la actividad.

Social: La persona con una deficiencia o una limitación en la ejecución de sus actividades en su entorno real (con barreras) puede presentar dificultades en la realización de sus actividades, experimentando una restricción de su participación en situaciones vitales. Esta restricción en la participación es vista como un fenómeno que representa las consecuencias sociales y ambientales que afectan al individuo por el hecho de tener una deficiencia o una limitación en la ejecución de sus actividades.

Se podría decir que la restricción en la participación es determinada por los obstáculos o barreras: físicas, de comunicación, actitudinales y legales que presenta el entorno; siendo estas las que disminuyen o niegan la oportunidad a la persona de ejercer plenamente sus roles. Por tanto, el grado de restricción en la participación de la persona con discapacidad difiere de una comunidad a otra, dependiendo de las oportunidades o restricciones que esta le ofrezca. 

La persona que por cualquier evento negativo adquiere una discapacidad debe tener la oportunidad y el derecho a acceder a procesos de rehabilitación o recuperación de las pérdidas en las dimensiones corporal, individual o social que haya sufrido. La rehabilitación por tanto debe abordar a esa persona con discapacidad en forma integral teniendo en cuenta sus necesidades; así mismo, debe medir sus resultados de acuerdo con el grado de integración de la persona con discapacidad a la sociedad, mediante el ejercicio de los roles que le son propios y que además desea desempeñar.

REHABILITACIÓN FUNCIONAL Y PROFESIONAL 
Concepto de Rehabilitación: para los fines de este manual se define como:

  El “conjunto de acciones sociales, terapéuticas, educativas y de formación, de tiempo limitado, articuladas, definidas y conducidas por un equipo interdisciplinario, en el que se involucra al usuario como sujeto activo de su propio proceso, a la familia, a la comunidad laboral  y a la comunidad social, en el cumplimiento de los objetivos trazados, que apunten a lograr cambios en el trabajador y en su entorno, y que conduzcan a una reincorporación al desarrollo de una actividad ocupacional Satisfactoria y a una experiencia de vida con calidad”.

Todo proceso de rehabilitación debe tener duración limitada, objetivos claramente definidos; fomentar la participación de la persona con discapacidad, de los profesionales de diferentes disciplinas, de la familia y de la comunidad en general e involucrar en su accionar a los diferentes sectores (educación, salud, trabajo, cultura, recreación, entre otros) para asegurar la integración social, familiar y ocupacional de la persona con discapacidad.

Se resalta el concepto de duración limitada y objetivos definidos para que se enmarque el proceso de rehabilitación como una metodología que establece prioridades, define objetivos alcanzables en el tiempo, y permite un seguimiento.

La rehabilitación integral desarrolla acciones simultáneas en tres áreas: 
  • La promoción de la salud y la prevención de la discapacidad.
  • El desarrollo, recuperación y mantenimiento funcional
  • La integración socio ocupacional.

Promoción de la salud y prevención de la discapacidad
La promoción según  la OMS–OPS, es considerada como una estrategia para mantener y mejorar la salud de las personas, mediante intervenciones de comunicación-información, educación y formación, que proporcionen los medios necesarios para el desarrollo de habilidades que faciliten cambios de comportamientos individuales y colectivos, capaces de crear o mantener condiciones protectoras y favorables a la salud, logrando que los individuos, los grupos y las comunidades adopten patrones de vida saludables.

En el aspecto laboral se busca promover ambientes de trabajo seguros y saludables.

A través de la intervención sobre los factores de riesgo que pueden afectar la salud, para evitar la aparición de discapacidad o reducir su impacto sobre el funcionamiento individual y colectivo. Implica la identificación y evaluación del riesgo, así como el establecimiento de políticas y acciones que conduzcan a su eliminación o reducción. Se promociona la salud y se previene la enfermedad o el accidente.

La prevención en salud ocupacional implica actuar de manera sistemática sobre los riesgos que existen en los lugares o centros de trabajo o escenarios en los que las personas realicen cualquier actividad, tomando en cuenta cada uno de sus componentes como son las materias primas, los medios e instrumentos de trabajo, la organización del mismo, los estilos de trabajo, la tecnología empleada, así como las características específicas de la ocupación.

La prevención en rehabilitación se hace efectiva cuando en términos de oportunidad y calidad la persona con discapacidad tiene acceso al inicio del proceso de rehabilitación integral, y de esta forma previene la severidad de las secuelas funcionales, laborales y psicológicas. Durante el proceso de reintegro laboral de la persona con discapacidad se identifican no solo los riesgos que normalmente ofrece el trabajo, sino también los que puedan aumentar el grado de severidad de la discapacidad. Es, en este momento, cuando los profesionales de salud ocupacional de la empresa trabajan mancomunadamente con los profesionales de la rehabilitación y pasan a formar parte del equipo interdisciplinario.

Desarrollo, recuperación y mantenimiento funcional
A fin de eliminar o reducir las secuelas del daño generadas por las deficiencias o limitaciones en la capacidad de ejecución de actividades, se promueve la aplicación de medidas terapéuticas y la utilización de tecnología para el desarrollo o mejoramiento de funciones físicas, mentales y/o sensoriales y apoyo a la integración social, familiar y ocupacional.

Ante una contingencia de ATEL, esta actuación implica no solo la evaluación, diagnóstico y atención oportuna y eficiente sobre el daño, sino también la aproximación temprana al pronóstico ocupacional, con el propósito de establecer intervenciones adecuadas que conduzcan al reintegro laboral y apoyen el proceso de rehabilitación profesional. Implica la recolección temprana de información respecto a aspectos ocupacionales de la persona y la aplicación de acciones de intervención de rehabilitación profesional en la medida de lo posible.

Integración Socio Ocupacional
Al interior del SGRL, la integración socio ocupacional va más allá de la ubicación/reubicación laboral u orientación ocupacional, implica además que el trabajador tenga la capacidad de involucrarse y desempeñar los roles sociales y familiares que le correspondan; por tanto, las acciones que se dirijan al logro de este objetivo deberán estar interrelacionadas y dirigidas hacia varios frentes en forma simultánea: hacia la persona, su familia, los sectores educativo y laboral, así como hacia la comunidad en general.

La integración socio laboral es considerada como el objetivo inmediato de la rehabilitación profesional y final de la rehabilitación integral. Su intervención está orientada a la recuperación y desarrollo de la capacidad de la persona para desempeñar funciones productivas en diferentes contextos, con base en los estándares de calidad establecidos por el sector productivo.

Para lograr el objetivo de plena integración ocupacional al medio de trabajo de la persona con discapacidad, la rehabilitación profesional desarrolla acciones de evaluación, orientación, adaptación, formación profesional, reintegro/reubicación y seguimiento; igualmente orienta y apoya acciones sobre el entorno en el que se dará esta integración. La rehabilitación funcional se debe iniciar inmediatamente se haya solucionado la urgencia en caso de un Accidente de Trabajo o se diagnostique la Enfermedad Profesional. Es necesario enfatizar que esta integración de la persona con discapacidad a la sociedad es ante todo una decisión propia del individuo.

Rehabilitación Funcional:
Corresponde a las acciones desarrolladas para recuperar la máxima función posible o compensación de habilidades perdidas, basándose en los principios de la biomecánica, fisiología y neuropsicología, entre otras, partiendo del diagnóstico de los requerimientos individuales, laborales y/o ocupacionales del trabajador, con el fin de eliminar o reducir las secuelas del daño corporal, ya sea en la estructura o función; esto se traduce en deficiencias, que comprometen la capacidad de ejecución y de desempeño en la persona.

Incluye los siguientes servicios:
  • Programa terapéutico específico (terapia física, terapia ocupacional, fonoaudiología, psicología, trabajo social, psicopedagogía, enfermería y todas aquellas actividades terapéuticas que se requieran teniendo en cuenta el diagnóstico clínico de base.) Este programa define las metas y estrategias a partir de la evaluación, el diagnóstico y el pronóstico.
  • Servicios especializados por el médico rehabilitador u otros médicos especialistas como ortopedista, oftalmólogo, otorrinolaringólogo, neurólogo, psiquiatra, cirujano plástico, urólogo, entre otros, realizan los procedimientos necesarios para optimizar el desempeño funcional de la persona.
  • Prescripción o elaboración de productos de apoyo para personas con discapacidad tales como prótesis, órtesis, audífonos, implantes cocleares, ayudas técnicas necesarias, aditamentos y adaptaciones para facilitar el desempeño funcional y ocupacional.

Rehabilitación profesional:
Es el proceso por el cual una persona logra compensar en el mayor grado posible las habilidades y destrezas afectadas por una condición de discapacidad que repercute directamente en su desempeño ocupacional. Incluye el conjunto de acciones de evaluación, orientación, adaptación, formación profesional, reubicación y seguimiento; igualmente orienta y apoya las acciones sobre el entorno en el que se dará la integración o inclusión de la persona con discapacidad, a fin de obtener un desempeño ocupacional máximo posible, óptimo para la empresa y para sí mismo.

Lo anterior demanda la prestación oportuna de servicios desde la misma Rehabilitación Funcional, la cual se inicia inmediatamente se haya solucionado la urgencia del Accidente de Trabajo o se diagnostique la Enfermedad Profesional.

Incluye los siguientes servicios:
  • Programa terapéutico específico de rehabilitación funcional.
  • Programa de entrenamiento de habilidades y destrezas, que promuevan el reintegro a  la    vida laboral y al desempeño de sus demás roles.
  • Actividades de inducción o reinducción a su puesto de trabajo.
  • Actividades de seguimiento y retroalimentación al reingreso al trabajo.

Objetivos
  • Promover actitudes, hábitos laborales y destrezas del trabajador para facilitar su Desempeño productivo.
  • Determinar las opciones reales de reintegro laboral o alternativas de reconversión laboral u ocupacional.
  • Proponer las modificaciones o ajustes al ambiente y puesto de trabajo que se requieran y que sean viables, para garantizar el desempeño productivo del trabajador en condiciones Seguras y eficientes, haciendo uso de la tecnología disponible y accesible.
  • Orientar y asesorar al trabajador y a su familia en la adecuación de la vivienda y de elementos personales que le faciliten el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana.  

Las metas de los planes de rehabilitación son:

Reintegro laboral sin modificaciones.
Cuando las condiciones individuales corresponden al perfil de exigencias del puesto de trabajo y las condiciones de trabajo no representen riesgo para el trabajador, este podrá ser reintegrado a su mismo puesto de trabajo.

Reintegro laboral con modificaciones.
Cuando el trabajador para su desempeño en el mismo puesto de trabajo requiere modificaciones tales como: reasignaciones de tareas, límites de tiempos, asignación de turnos u horarios específicos, entre otros. En los casos en los que se necesitan modificaciones de diseño o procesos previos al reintegro, se precisa la evaluación del puesto de trabajo y la ejecución de las adaptaciones del ambiente de trabajo.

Reubicación laboral temporal.
Cuando el trabajador no cuenta con incapacidad médica y aún está en tratamiento o precisa tiempo para su recuperación funcional, debe ser reubicado de manera temporal en un puesto de menor complejidad o exigencia, mientras se restablece la capacidad individual y las condiciones de trabajo no representen riesgo para el trabajador.

Reubicación laboral definitiva.
En aquellos casos en los que la capacidad residual del trabajador no corresponde a las exigencias del trabajo que venía desempeñando, debe considerarse la opción de reubicar al trabajador en otro puesto de trabajo, previa identificación y evaluación respectiva.

Reconversión de mano de obra.
Esta se dará en aquellos casos en los que la capacidad funcional del trabajador no le permite volver a ejercer la profesión u oficio para el cual estaba capacitado, requiriendo un nuevo aprendizaje que le permita reincorporarse al medio laboral idealmente en la misma empresa. Los aspectos que se deben tener en cuenta en este proceso son:

  • La historia ocupacional de la persona y la valoración de perfil ocupacional, para orientar el proceso de capacitación o formación para el trabajo.
  • La reconversión de mano de obra en el mismo nivel de calificación ocupacional en que se encontraba la persona antes de la contingencia (no calificado, semicalificado, calificado y altamente calificado).
  • Asumir la reconversión como una meta por parte del equipo de rehabilitación: ARL - EMPRESA (incluyendo el usuario, Familia).
  • Todo proceso de formación para una reconversión debe ser certificado por una institución reconocida.
  • El proceso de reconversión no debe superar los seis meses de formación.

Actividades para el Plan de Rehabilitación Laboral
Informar el plan de rehabilitación.  Se informa al trabajador, su familia y la empresa los siguientes aspectos:
  • Objetivos y alcances del plan de rehabilitación.
  • Deberes y derechos de los actores involucrados.

Readaptación de la persona al trabajo
La readaptación laboral se inicia una vez el equipo interdisciplinario conoce las exigencias del puesto de trabajo. Este proceso comprende las siguientes acciones terapéuticas concretas con el trabajador, que buscan desarrollar o recuperar habilidades, actitudes, hábitos y destrezas para su desempeño en la empresa:
  • Técnicas especiales de tratamiento psicológico, cognitivo o físico orientadas a desarrollar o fortalecer las capacidades necesarias para el desempeño de la actividad laboral de forma eficiente y segura, entre las cuales se incluyen: Manejo del duelo. Manejo emocional, cognitivo e intelectual del trabajo.
  • Recuperación de hábitos laborales perdidos (manejos de jornadas, horarios, etc.).
  • Manejo de hábitos y rutinas de trabajo seguros.
  • Manejo de relaciones interpersonales con autoridad y con compañeros de trabajo.
  • Adaptaciones físicas especiales, mediante aditamentos para el desempeño laboral.
  • Entrenamiento en destrezas físicas especiales.
  • Entrenamiento o reentrenamiento en la utilización de herramientas, elementos y materiales propios del puesto de trabajo.
  • Entrenamiento o reentrenamiento en el manejo de los riesgos propios del puesto de trabajo y de los que puedan aumentar el grado de discapacidad.
  • Desarrollo de destreza en la utilización de las ayudas técnicas suministradas para facilitar la realización del trabajo.
  • Entrenamiento en la correcta utilización de órtesis o prótesis dentro del ambiente laboral en el que se desempeñará.

Adaptación al puesto de trabajo o reinducción:
Es una actividad fundamental del proceso de rehabilitación integral, en donde el trabajador, con el apoyo del responsable de salud ocupacional de la empresa y el profesional del equipo de rehabilitación de la ARL, se re adapta al trabajo en forma paulatina.

Este proceso debe garantizar que no se obstaculice la recuperación funcional y/o se agrave su discapacidad.

La adaptación al puesto de trabajo involucra actividades de formación o reentrenamiento en los procesos productivos de la empresa, así como temas de salud y seguridad en el trabajo, reforzando los conocimientos sobre los factores de riesgo propios de la actividad y los controles para estos.

Modificaciones al ambiente de trabajo
Se refieren a los cambios administrativos, organizacionales, de diseño del puesto trabajo, de seguridad y del ambiente laboral en general, que se requieran para compensar las capacidades de la persona con los requerimientos de desempeño del trabajo. Esta actividad es un deber de la empresa en la cual se desempeña el trabajador.

Para garantizar estas modificaciones es muy importante la participación de los responsables de la salud ocupacional y seguridad industrial de las empresas.

Una vez se han realizado las actividades anteriores y se considere que el trabajador está preparado para enfrentarse al medio laboral, se inicia su proceso de reintegro al trabajo.

La Prueba de Trabajo:
Hace parte del seguimiento a la estrategia de reincorporación al trabajo definido, y permite verificar el desempeño del trabajador en el puesto seleccionado mediante la observación directa, la verificación de los estándares propios del puesto y la percepción del trabajador en términos de:
  • Productividad de acuerdo con los estándares de la empresa.
  • Seguridad según los parámetros del programa de salud ocupacional de la empresa.
  • Confort en términos de la percepción subjetiva del trabajador y los aspectos ergonómicos que prevengan el incremento de su discapacidad.

Como resultado se puede concluir que se requieren nuevas adaptaciones al individuo, al puesto de trabajo o al ambiente laboral, o que se ha cumplido la meta planteada.

Adaptación al entorno 
La ARL orienta y asesora al trabajador y a las familias en las modificaciones al ambiente extra laboral que se requieran para facilitar el desempeño de los roles Manual de Procedimientos para la Rehabilitación y Reincorporación Ocupacional de los Trabajadores en el Sistema General de Riesgos Profesionales personales, sociales y ocupacionales informando sobre redes de apoyo y las Estrategias de rehabilitación basada en comunidad.

Análisis de factores contextuales
El análisis de los factores contextuales incluye la identificación de las barreras o los facilitadores que puedan obstaculizar o favorecer la rehabilitación y la participación del trabajador en el entorno familiar, ocupacional o socio laboral.

Los factores contextuales pueden ser ambientales o personales. Los ambientales, pueden ser factores físicos, sociales y actitudinales. Los personales son por ej., la actitud de la persona frente al proceso de rehabilitación, el nivel educativo, entre otros. Para los procesos de rehabilitación en el SGRP, se tendrán en cuenta los factores contextuales físicos y actitudinales previstos en la CIF y los factores contextuales personales.

Este análisis permitirá determinar el grado de participación o desempeño real del trabajador en sus actividades de la vida diaria. El grado de desempeño del trabajador se evaluará para las actividades de la vida diaria relacionadas en la CIF y de acuerdo al criterio del profesional evaluador. El conocimiento de los anteriores aspectos se considera indispensable para la definición del pronóstico funcional y ocupacional e igualmente para el establecimiento de objetivos y estrategias a seguir en el plan de rehabilitación. En la evaluación inicial del caso es fundamental un exhaustivo análisis de toda la información obtenida, con el fin de hacer un proceso de orientación al proceso de rehabilitación y al futuro ocupacional del usuario. Esta apreciación implica una suma de conocimientos y el manejo de técnicas precisas en varios campos, que no pueden ser dominadas por una sola persona en la extensión necesaria. Por ello, es indispensable el trabajo interdisciplinario en equipo.

PROCEDIMIENTO PARA LA REHABILITACIÓN Y REINCORPORACIÓN OCUPACIONAL
Fase De Atención Inicial:
Captura De Casos: Se incluirán en el programa todos los trabajadores que padezcan patología derivada del trabajo o accidente de trabajo, sea caso nuevo o en manejo por especialista o médico laboral de ARL.

Caso Inicial de ATEL: Ante la ocurrencia de un caso de accidente de trabajo o diagnóstico de enfermedad laboral, el trabajador será atendido inicial mente por el médico especialista tratante y por médico laboral, quienes tendrán a su cargo la valoración inicial del trabajador y la clasificación del mismo. La información recogida en esta evaluación inicial debe permitir la construcción de un perfil de función y discapacidad que tenga en cuenta las deficiencias, las limitaciones en la actividad y las restricciones en la participación. En esta fase se establece el Diagnóstico definitivo y el tratamiento médico especializado, por parte de los médicos especialistas tratantes, quienes determinan el pronóstico funcional ocupacional, formulan y orientan el plan de rehabilitación integral del trabajador, propendiendo hacia al trabajo temprano y la rehabilitación integral. Derivando al trabajador lesionado hacia las especialidades de apoyo que considere necesario. Así como también debe permitir la identificación de los facilitadores o barreras en el proceso.

Fases de Manejo de Rehabilitación:
Se inicia la ejecución del Plan de Rehabilitación funcional y Rehabilitación profesional, está orientada principalmente a conseguir: Readaptación del individuo al trabajo.

Objetivos
Definir las metas de reincorporación laboral.
Plantear alternativas productivas para los casos que no puedan ser reintegrados a su Puesto de trabajo (Modificaciones del ambiente de trabajo, reubicación laboral, reconversión de mano de obra).

Definir las actividades necesarias para la rehabilitación funcional y profesional, como Garantes de una rehabilitación integral: Adaptación al ambiente extra laboral Reincorporación laboral, Reinducción, Prueba de trabajo, y la Integración laboral.

Equipo rehabilitador:
Generara acciones encaminadas a recuperar la máxima función posible o compensación de habilidades perdidas, basándose en los principios de la biomecánica, fisiología y neuropsicología, entre otras, partiendo del diagnóstico de los requerimientos individuales, laborales y/o ocupacionales del trabajador, con el fin de eliminar o reducir las secuelas del daño corporal, ya sea en la estructura o función; que a su vez generan deficiencias, que comprometen la capacidad de ejecución y de desempeño en la persona. Este equipo está diseñado de manera interdisciplinaria, conformado por distintos profesionales en las ramas de: Terapia física, terapia ocupacional, fonoaudiología, psicología, trabajo social, enfermería y todas aquellas actividades terapéuticas que se requieran teniendo en cuenta el diagnóstico clínico de base.

Equipo médico de interconsulta
Servicios médicos especializados por parte de: médico Fisiatra o rehabilitador médicos especialistas en ortopedia con subespecialización en columna y mano, oftalmólogo, otorrinolaringólogo, neurólogo, psiquiatra, cirujano plástico, urólogo, entre otros, realizan los procedimientos necesarios para optimizar el desempeño funcional de la persona.

Médico Laboral de Seguimiento de la ARL:
Acompaña el proceso de rehabilitación integral y reincorporación laboral temprana, apoya el manejo desde la perspectiva de la ARL, realiza el, apoya en la estructuración de recomendaciones médico laborales y lleva en sus manos la auditoría y control del equipo rehabilitador durante el proceso de rehabilitación.

Empresa - Área de trabajo donde se dé la reubicación – Equipo HSE - Jefe inmediato
Participan activamente del proceso de rehabilitación y reincorporación laboral, siendo parte fundamental del mismo. Dentro de los aspectos más relevantes en los que interviene la empresa como unidad tenemos: captura de casos, modificación de los ambientes de trabajo que sean susceptibles de mejoras según los análisis de puestos, realizar la reinducción a los trabajadores reincorporados al trabajo, participar junto con el equipo rehabilitador de la prueba de trabajo. Garantizar condiciones de trabajo adecuadas desde la productividad, la seguridad y el confort para los trabajadores reincorporados bajo reubicación laboral, facilitando herramientas que propendan por la integración laboral. Participar activamente del seguimiento de las recomendaciones laborales emitidas por el grupo rehabilitador.

La Empresa apoyara Aportando los perfiles de los cargos actualizados, que faciliten al equipo interdisciplinario el análisis de puestos de trabajo. Estos deben incluir la descripción de las demandas físicas, psicológicas, técnicas y experiencia que se requieren para su desempeño, así como el manual de funciones y procedimientos seguros.

La empresa entrega todas las posibles opciones existentes para facilitar los procesos de reincorporación laboral.

Fase de Vigilancia y Seguimiento:
Se realiza el seguimiento al Trabajador, así como Análisis y difusión de la información del proceso de rehabilitación. De esta fase participan todos los profesionales del equipo rehabilitador, médico laboral de la ARL, y departamento de medicina preventiva y del trabajo de la empresa.

Tiene como objetivo verificar el impacto de las actividades desarrolladas en el plan de rehabilitación integral de la persona con discapacidad y su calidad de vida, así como la generación de procesos de retroalimentación necesarios.

Equipo médico de MPT (Medicina Preventiva y del Trabajo) de la empresa:
Apoya en  el seguimiento de la  vigilancia médica del trabajador afectado en el sitio de trabajo, participando de manera fundamental en la socialización, ejecución y  seguimiento de las recomendaciones médico laborales emitidas, así como de la reubicación laboral si fuere necesaria, esto se realiza mediante las reuniones informativas con la presencia del trabajador, donde participan (jefe inmediato), HSE, y médico de MPT, dejando sentado acta de reunión donde firman todos los intervinientes incluido el trabajador, estableciendo compromisos por cada una de las partes, frente a las recomendaciones laborales, restricciones laborales y/o reubicación laboral.

Equipo De Fisioterapeutas, Terapeutas ocupacionales, Psicólogas.
Seguimiento del trabajador en campo:
Se encarga del seguimiento y valoración continua de los trabajadores con patologías ósteomusculares, en los propios sitios de trabajo, y visitas domiciliares, mediante la valoración integral que determine la evolución clínica del trabajador frente a las condiciones de trabajo, los procesos de trabajo, y las actividades cotidianas del hogar y la sociedad. Socializando esta información mediante la realización sistemática de mesas médico laborales de trabajo con el equipo médico rehabilitador a fin de integrar medidas correctivas frente a los casos con evolución no satisfactoria.
Análisis de los requerimientos del puesto de trabajo:
Esta actividad se realiza previamente a la reubicación laboral del trabajador en el nuevo cargo, y estará orientada a garantizar la adecuada adaptación del puesto de trabajo a las condiciones de salud del trabajador. Y de manera periódica para vigilar que se siga dando una adecuada reubicación laboral.

Se define como el procedimiento metodológico que permite obtener toda la información relativa a un puesto de trabajo y su entorno. Incluye el análisis y la descripción del ambiente de trabajo enfatizando en los procesos físicos, en los estímulos que la persona ha de percibir y en las respuestas que ha de ejecutar.

Los requerimientos de las tareas se centran en las necesidades del rendimiento humano (conocimientos, habilidades, componentes de ejecución más exigidos, entre otros aspectos). Esta información permitirá definir el perfil de exigencias del puesto de trabajo.

El análisis de los requerimientos abarca: Descripción de las condiciones de trabajo, Descomposición de la actividad laboral definiendo: Ocupación, tareas, operaciones y pasos, entre otros, de las funciones del trabajador.

Aspectos organizacionales (jornada, descansos, rotaciones, turno, ritmo).

Aspectos ambientales (iluminación, temperatura, ruido, vibración, accesibilidad, riesgos, elementos de protección).

Relaciones interpersonales.

Descripción del puesto de trabajo: Características del diseño del puesto de trabajo. Mobiliario y elementos de confort postural.  Herramientas, equipos y materiales.

Recomendaciones:

Se emitirán por el equipo Rehabilitador de acuerdo a los hallazgos obtenidos del seguimiento periódico de los trabajadores afectados, estarán orientadas a prevenir y corregir situaciones o condiciones de trabajo, que generen agravamiento de las patologías existentes.

Estas recomendaciones estarán dirigidas a prevención en la fuente, en el medio y en la persona y tendrán un espectro de actuación desde la capacitación frente al riesgo hasta la re ingeniería del puesto de trabajo. Es decir para su cumplimiento era necesario el compromiso de todas las instancias de la empresa desde el trabajador hasta las instancias directivas.

La Unidad de Rehabilitación Física trabaja de la mano de la Unidad de Medicina Laboral buscando objetivos de manejo de secuelas, reincorporación del trabajador, recuperación de la Homeostasis del sistema óseo y muscular, manejo integral en la rehabilitación del paciente y sostenimiento de la salud a mediano y largo plazo. El proceso inicia cuando a un trabajador le ocurre un ACCIDENTE DE TRABAJO O ENFERMEDAD LABORAL – ATEL – y se activa el Protocolo Integral de Atención.

ACTORES DEL PROCESO EN MEDICINA LABORAL



FLUJOGRAMA DE ATENCIÓN EN LA UNIDAD DE MEDICINA LABORAL